viernes, 6 de junio de 2008

UNA TARDE ENTRE CEREZOS

La otra tarde me invitaron a coger cerezas en Abla, disfruté como un niña con zapatos nuevos, subida en la escalera, encaramada en el árbol con el garabato y un cubo para echarlas ;no hay nada más grato que coger la fruta directamente del árbol y echarla a la boca. Creo que es una de las frutas más apreciadas que existen no sólo por su sabor sino también por su color que va de rojo más clarito a un rojo intenso. Además, presentan unas propiedades muy beneficiosas para nuestro organismo.¡A mí me encantan! Cogimos unos cuántos kilos y ahora toca comérselas, así que cuando me preguntan ¿qué hay de postre? ya sabéis la contestación: cerezas,cerezas y más cerezas.

¿A que están para comérselas?


¿Queréis conocer algo más sobre esta exquisita fruta?
Es el fruto del cerezo, pequeño árbol frutal (Cesaras avium), procedente de la ciudad de Cerasonte, Asia Menor, según la tradición. Pertenece a la familia de las rosáceas. Existen numerosas variedades de cerezas. Estas son casi las primeras frutas de la primavera. Esta fruta es muy refrescante y se emplea mucho en repostería, especialmente para la confección de pasteles y para decorar las tartas.

Propiedades de las cerezas :
-Posee propiedades remineralizantes, desintoxicantes y antiinflamatorias.
-Las cerezas ayudan a eliminar los niveles de ácido úrico en la sangre.
-Es laxante y diurética gracias a su contenido en fibra, agua y potasio.
-Ayuda a prevenir la anemia.
-Las cerezas son ideales ante la desmineralización de los huesos por su aporte en Hierro, Calcio y vitamina C, siendo aconsejable en la pre-menopausia.
-Su riqueza en biofavonoides, evitan la degeneración celular.

3 comentarios:

María dijo...

La verdad es que dan ganas de coger una, a mí me encantan.

Te deseo un feliz día.

Besos.

Mª José dijo...

Y a mí también me gusta mucho, pero los ciervos no dejan que las probemos, se están comiendo todos nuertros árboles.
¡ Siempre me quedarán las de mi cuñado!

Mari Carmen Rueda dijo...

Maria y Mº José, si querèis unas pocas solo tenéis que decirlo y acercaros por aquí, tengo cerezas ¡para dar y regalar! y eso que no tengo cerezos pero sí amigos extraordinarios.
Saludos.